Ya habíamos visto cascos de este tipo hace años. Incluso en SIMO, cuando aquello era una fiesta. El Personal 3d Viewer es, básicamente, un visor con un arnés para sujetarlo en la cabeza provisto de dos pantallas (una para cada ojo) y auriculares. Con esas dos pequeñas pantallas OLED de 0,7 pulgadas a dos centímetros de los ojos, crea la sensación de estar frente a una pantalla de 750 pulgadas de diagonal vista a una distancia de seis metros. O sea un enorme cine.

Al tratarse de dos pantallas independientes, pueden proyectar imágenes  sin necesidad de usar otras gafas (para los que ya usamos gafas, sería prácticamente imposible añadirlas, aunque el casco se puede colocar bien llevando lentes y también se ve bien, incluso las películas tridimensionales).

 

Personalmente este es nuevo dispositivo de Sony realmente traerá muchos cambios en cuanto a la manera de ver las imágenes es 3D pero no creo que muchas personas estén pensando en pagar la suma de $800 dólares para poder tener el Personal 3D Viewer en casa y a los integrantes de tu familia no les gustará la idea que tu seas el único que puedas usarlo.